Nadie lo sabe pero entre todos lo sabemos

Una manera alternativa de representar un conjunto de datos es almacenando todo menos esos datos; por ejemplo, todo menos los nombres y teléfonos de mi libreta de direcciones. Fernando Esponda, Ingeniero en Computación por el ITAM, con estudios de doctorado en la Universidad de Nuevo México y de post-doctorado en la Universidad de Yale, quien hoy en día profesor de tiempo completo en el ITAM, expone esta idea a detalle y discute su relación con cómo un conjunto de agentes diversos e independientes, como las células del sistema inmune, las abejas de un panal o los usuarios de una red social, procesan información. Fernando habla, en particular, de cómo esta noción puede ser utilizada para resguardar información sensible y del potencial de explotar fuentes de datos "negativos" en donde los datos disponibles no expresan directamente el fenómeno de interés pero en donde las ausencias nos educan: así como un hoyo negro se expone por la luminosidad de su entorno.
Viernes 11 de Marzo de 2016