Testimonios de Egresados

El programa de la Maestría en Ciencias en Computación del ITAM me encantó. Pero honestamente creo que lo que más me gustó fue la comunidad que se hizo entre los alumnos. Creo que el hecho de que son muy buenos estudiantes, mucho mejores que la mayoría de mis compañeros de licenciatura, por ejemplo, hizo que además de hacernos buenos amigos, tuvieramos mucho que aprender unos de otros. Para mí siempre era grato ir al ITAM a trabajar aunque no tuviera ese día clase porque sabía que, además de concentrarme, nos apoyabamos unos a otros, en todo tipo de preguntas. Cada vez me queda más claro como es mucho más fructífero aprender en conjunto que por cuenta propia.

M.C.C. Alfredo Carrillo del Campo

noviembre 2019


La Maestría en Ciencias en Computación en el ITAM me dió la oportunidad de realizar investigación como preparación para poder aplicar y ser aceptado en un doctorado en el extranjero. Como parte de ésto, pude asistir a importantes conferencias, además de hacer una estancia de investigación en el extranjero. Considero que la MCC es una gran oportunidad ya que te permite realizar investigación con profesores reconocidos en su área y poder ser aceptado en importantes universidades en el extranjero.

M.C.C. Edgar Alejandro Granados Osegueda

agosto 2019


La Maestría en Ciencias en Computación en el ITAM me ha sido de bastante utilidad en mi vida profesional. Los conocimientos que adquirí ahí me han servido directamente para mejorar mis habilidades computacionales y de programación, así como ayudarme a entender cómo funcionan muchas de las cosas que uso en mi vida profesional. Además, después de obtener el grado de maestro empecé mis estudios de doctorado. Finalmente, en la maestría conocí gente de distintos perfiles y con diferentes experiencias previas, lo cual hacía más enriquecedora la experiencia. Estas personas que conocí también ayudaron a que la experiencia fuera mucho más divertida, y al final terminaron brindándome amistades que valoro mucho.

M.C.C. Mario Humberto Becerra Contreras

mayo 2019


Estudiar la Maestría en Ciencias en Computación en el ITAM fue una experiencia increible. Leí más artículos de los que había leído antes en una clase, y aprendí a entenderlos y resumirlos. La mayoría de las clases me gustaron mucho y los profesores saben bien de lo que están hablando. El ambiente de trabajo es muy bueno, con todos los compañeros de la MCC colaborando, dispuestos a explicar lo que ya entendieron o escuchar cuando solo quieres quejarte. En general fue una experiencia muy positiva (aunque a veces estresante).

M.C.C. Lorena Mejía Domenzain

abril 2019


Mi experiencia en la Maestría en Ciencias en Computación conjugó todos los aspectos deseables de un ambiente integral de investigación y estudio. La calidad de los cursos es de primer nivel y el grado de preparación y dedicación de los profesores es sobresaliente. Las instalaciones son sumamente adecuadas, no solo para otorgar a los alumnos un ambiente dotado de todos los elementos para llevar a cabo sus labores de investigación, sino que también fomenta la interacción entre los mismos propiciando un ambiente de comunidad. El programa de estudios se complementa muy bien y realmente pude experimentar como los conocimientos adquiridos en un curso mejoraban mi comprensión de los materiales impartidos en otros. De manera global fue una gran experiencia que me dejó con ganas de seguir adelante investigando y poniendo en práctica todo lo aprendido.

M.C.C. Luis Manuel Román 

octubre 2018


Se siente el apoyo por parte de los profesores, y creo que la sala de la Maestría en Ciencias en Computación ayuda a crear un grupo padre. Un aprendizaje valioso es que yo consideraba que la ciencia era más numérica y no sabía de la importancia de expresar las ideas por escrito.

M.C.C. Juan Wolfgang Zinser López

julio 2018


Estudiar la Maestría en Ciencias en Computación en el ITAM fue algo que me cambió la vida, estuvo lleno de retos muy grandes pero que también me hicieron sentir una gran satisfacción al lograr concluirlos. Estuve rodeado de compañeros y profesores muy inteligentes y fue un gusto poder compartir ideas y experiencias. Pude participar en un par de Conferencias con apoyo del ITAM y también trabajar en un proyecto interno el cual me ayudó a cubrir mis gastos de la maestría adicional al apoyo de CONACYT.

El ITAM me abrió las puertas a trabajar en el extranjero lo cual considero con una oportunidad muy buena para continuar con mi desarrollo profesional y mejorar la calidad de vida de mi familia. 

M.C.C. Eduardo David Martínez Neri

junio 2018


Como estudiante de la Maestría en Ciencias en Computación me agradó la cercanía y empatia que se genera con los profesores, pues al ser pocos alumnos, la mayoría de las clases se vuelven más dinámicas, por ello nos dan la oportunidad a que por pereza te rezagues. Más aún, elevan el nivel de exigencias por el mismo motivo. 

De igual manera, puedo decir que cada vez más los estudiantes se unen para estudiar. Con el paso de generaciones me tocó experimentar dicho cambio pues en un inicio, se percibía un ambiente de competencia y desapego entre los compañeros. Ahora puedo decir que hay un clima colaborativo que propicia que estemos más nivelados académicamente hablando, aún con la variedad de intereses y habilidades. 

M.C.C David Ricardo Jaramillo Baranda

junio 2018


Para mi fue una oportunidad de poder completar mis conocimientos en ciencias en computación. Me ayudó a abrirme puertas y poder ser competente en el extranjero. La Maestría en Ciencias en Computación no solo participó en mi formación académico sino también en mi formación personal. La maestría me ayudó a cumplir con los objetivos profesionales que me he puesto ahora y forma parte de los fundamentos que me permitirá conseguir mayores objetivos. 

M.C.C. Aarón Christian Sánchez Padilla

junio 2018


Para mí, haber cursado la Maestría en Ciencias en Computación fue algo excelente. Realmente me gustó aprender de diversos campos de las ciencias en computación y leer muchos artículos.  Puedo decir que la maestría me dejó varias cosas, entre las que se encuentran mejorar mis habilidades analíticas y para solucionar problemas. Creo que es una maestría bastante completa, tuve varias oportunidades de hacer cosas relacionadas con investigación, como publicar papers, lo cual considero importante. Muchas veces cuando uno cursa una carrera, esta se enfoca más en producir gente que trabaje,  creo que está muy bien que la maestría tenga un enfoque distinto y mas orientado a investigación. También siento que la relación con los profesores siempre fue muy abierta. Creo que si le preguntan a cualquiera las clases fueron muy amenas y entretenidas.

M.C.C. Karen Lorena Poblete Rodríguez

junio 2017


La Maestría en Ciencias en Computación me permitió tener un pérfil profesional muy completo y con la posibilidad de desenvolverme en muchas áreas de la computación, en investigación y la industria. El programa amplio mi perspectiva sobre muchos temas de computación y pulió mi habilidad de ofrecer soluciones efectivas e innovadoras a problemas complejos. Sin duda, la Maestría en Ciencias en Computación del ITAM fue una decisión acertada y una experiencia muy provechosa.  

M.C.C. Luis Carlos Cruz Díaz

noviembre 2016


Mi experiencia dentro del la Maestría en Ciencias en Computación en el ITAM fue muy enriquecedora, como alumno se tienen muchas opotunidades de colaborar en investigaciones de alto nivel y interactuar como compañeros y profesores sumamente brillantes. La opción de realizar estancias de investigación en algunas de las mejores universidades a nivel mundial permite crear redes de crecimiento personal y son una experiencia de vida que no tiene inigual. Considero que la maestría es una gran oportunidad para cualquier persona que busque conocer y aprender de temas que permiten proyectar el futuro de la tecnología.

M.C.C. Sergio Francisco Gongora y Moreno

septiembre 2016


La Maestría en Ciencias en Computación del ITAM me ayudó a formar un perfil orientado hacia la investigación; en todas las asignaturas se estudian y discuten artículos de divulgación que han sido fundamentales para el desarrollo de la computación como ciencia. La calidad y trayectoria académica de los profesores es impresionante, además de que el ambiente de trabajo con los demás estudiantes es de total colaboración y compañerismo.  Durante la maestría tuve la oportunidad de hacer un intercambio en una universidad internacional. En este intercambio colaboré en un laboratorio de investigación donde participé directamente con estudiantes de doctorado que realizan aportaciones a las revistas de divulgación más importantes del tema. Dicha colaboración me dio la oportunidad de continuar los estudios de doctorado en esta universidad.

Actualmente estoy iniciando mi propia empresa de tecnología donde desarrollamos algoritmos innovadores que superan en diversos aspectos a los productos que ofrecen las grandes corporaciones. Los conocimientos y habilidades adquiridas en la MCC han vitales para la empresa. En general, considero que haber estudiado la MCC me dio las herramientas necesarias no sólo para abrir camino en la academia, además para desarrollar tecnología de punta y comercializarla.

M.C.C. Alfonso Kim Q.

mayo 2016


Mi formación en el ITAM fue una extensa e intensa introducción sobre los temas actuales de investigación. En la mayoría de los cursos aprendí a leer artículos científicos recientes desde un punto de vista crítico y disciplinado. Esta habilidad me ha sido de gran utilidad durante la comprensión e implementación de técnicas nuevas y complejas, para elaborar proyectos sobre los hombros de gigantes en la comunidad científica. Al haber estado en el ITAM, se me han abierto grandes puertas como la de poder trabajar en grandes empresas tecnológicas como Google o estudiar un posgrado en universidades de primer nivel como Carnegie Mellon. Sin duda alguna, al haber estudiado la Maestría en Ciencias de la Computación en el ITAM ha creado un gran cambio en mi vida de una vida laboral rutinaria, a colaborar día a día en grandes proyectos de investigación de gran relevancia hacia nuestra sociedad.

M.C.C. Salvador Medina

agosto 2015


Las clases en la maestría tienen un sabor distinto. Tratan los temas que en verdad me interesaban. Llevé clases de Sistemas Operativos Avanzados, Aprendizaje de Máquina, Compiladores, Lenguajes de Programación, entre muchas otras. En una de estas clases, Métodos Analíticos con Elmer Garduño y Mariano Beguerisse, fue que descubrí una rama de la Computación que une los temas que me apasionan. Aprendí más sobre procesamiento del lenguaje natural y sobre cómputo social. Nuestro (Miguel Escalas, de Ciencia de Datos, y yo) proyecto final fue el estudio de movilidad humana en la Ciudad de México a partir de analizar millones de Tweets. Este trabajo dio lugar a varias publicaciones en conferencias internacionales, y luego se extendió para convertirse en mi tesis de grado.

Añadiendo a una experiencia bastante completa, tuve la oportunidad de pasar el verano pasado en una estancia de investigación en la Universidad del Sur de California (USC). Ahora, un año después, regreso a esta misma universidad en busca del grado de Doctor en Filosofía en Ciencias de la Computación, con especialidad en procesamiento del lenguaje natural. 

Sólo me queda comentar, de haberme preguntado hace dos años si desearía estudiar la Maestría en Ciencias en Computación hubiera dicho que no, me hubiera arrepentido de por vida. Sin lugar a dudas, la Maestría en Ciencias en Computación en el ITAM fue la mejor oportunidad que he tenido en mi vida.  Y estoy completamente orgulloso de haberla aprovechado al máximo.

M.C.C. Víctor R. Martínez

agosto 2015